El pasado mes de julio de 2018, tras el escándalo de Cambridge Analytica, el Parlamento Europeo pedía la suspensión del acuerdo Privacy Shield, si a fecha 1 de septiembre EEUU no cumplía con la totalidad del acuerdo mediante la publicación de su resolución 2018/2645.

 

Tras unos meses de incertidumbre, la llegada del 1 de septiembre no supuso la suspensión del acuerdo Privacy Shield como pedía el Parlamento Europeo en su resolución. Ahora, la Comisión Europea publica el segundo informe anual sobre el estado del Privacy Shield.

 

El informe viene a constatar que EEUU sigue siendo considerado como un destino que garantiza un nivel adecuado de protección para los datos personales que allí se transfieran, siempre que la empresa esté adherida al acuerdo Privacy Shield. Como principales puntos de mejora, se cita el refuerzo del proceso de certificación y supervisión activa del acuerdo Privacy Shield por parte del Departamento de Comercio de EEUU. Entre las medidas de refuerzo figuran los controles aleatorios a empresas para comprobar que se ajustan al Privacy Shield, así como el examen de páginas web para velar por que los enlaces a sus políticas de privacidad sean correctos.

 

La Comisión continúa demandando algunos de los puntos que también se demandaron en el primer informe anual sobre el estado del Privacy Shield, como el nombramiento de un Defensor del Pueblo con carácter permanente. La Comisión es tajante en su informe, indicando que se espera su nombramiento antes del 28 de febrero de 2019, bajo amenaza de adopción de las medidas adecuadas de conformidad con el Reglamento general de Protección de Datos, lo que podría implicar, nuevamente, la suspensión del acuerdo Privacy Shield.

 

 

Víctor Méndez

Legal Department

Áudea Seguridad de la Información