Áudea firma un convenio con la Fundación Prodis, una entidad sin ánimo de lucro cuya finalidad es mejorar la inclusión social y laboral de jóvenes con discapacidad intelectual.

Entre los programas que la Fundación Prodis desarrolla, destaca el “Programa Promentor” realizado en colaboración con la Universidad Autónoma de Madrid programa pionero en España, que desde el año 2005, fomenta la inclusión en el ámbito universitario de jóvenes con talentos diferentes. En este marco, la Fundación Prodis desarrolla el Curso de Formación para la Inclusión Laboral de Jóvenes con Discapacidad Intelectual, reconocido como Título Propio de la UAM.

Además, Prodis cuenta con un curso post universitario “Experto en prestación de Servicios Empresariales” (“Programa Empresa”), impartido por la propia Fundación y cuyo objetivo es ofrecer una formación complementaria cuando han finalizado los estudios universitarios. Supone por tanto, un avance cualitativo e innovador en programas de formación laboral para personas con capacidades diferentes, ya que se concibe como una preparación especializada y post-universitaria.  Los jóvenes obtendrán el título de “Experto en Prestación de Servicios Empresariales”, que les permitirá tener un mayor éxito en su incorporación al mundo laboral.

Dentro de este curso post universitario, Áudea firma un convenio de colaboración con Prodis con el fin de completar la formación teórica de un alumno con una formación práctica dentro de la empresa. Este acuerdo consiste en un programa de prácticas curriculares a realizar en Áudea, a través del cual el alumno recibirá una beca. A lo largo de esta formación práctica, el alumno contará con un mediador laboral de la Fundación Prodis que le acompañará durante todo el proceso, proporcionando los apoyos necesarios tanto a la empresa como al alumno, favoreciendo al máximo su autonomía.

Por su parte, la Fundación Prodis se compromete a realizar sesiones informativas con el personal de Áudea para dar a conocer las características de las personas con capacidades diferentes en general, y del alumno en particular. El objetivo de dichas sesiones es facilitar la comprensión por parte de la empresa de las dificultades y capacidades del alumno con discapacidad intelectual para así contribuir a su plena integración en la empresa.

Tras finalizar el período de prácticas, si la experiencia ha sido satisfactoria, Áudea se compromete a valorar concienzudamente la posibilidad de ofrecer un contrato de trabajo al alumno.

Áudea cree firmemente en las capacidades personales, sociales y laborales de las personas con talentos diferentes, y desea colaborar en el impulso de la inclusión social y laboral de los jóvenes con discapacidad intelectual y en el desarrollo de sus habilidades sociales y laborales.