Números de teléfono de tarificación desorbitada, supuestas notas de voz y falsas promociones que utilizan la imagen de Carrefour como cebo. Estas son, según la Policía los últimos bulos y técnicas que se han detectado

La Policía Nacional ha alertado recientemente de las últimos bulos y estafas que se han detectado circulando a través de la red de mensajería instantánea WhatsApp. El cuerpo de seguridad tiene constancia de mensajes en cadena que alertan de la existencia de un número de teléfono que, al devolver la llamada, cobran una cantidad desorbitada. En otras comunicaciones, por su parte, se intenta suplantar la identidad de empresas como Carrefour o la propia WhatsApp para enviar virus o recabar datos del usuario de forma ilícita.

El bulo del número de teléfono

El pasado 27 de septiembre la Policía alertó de un bulo, difundido como mensaje en cadena, según el cual existe teléfono trampa (y ofrece un número) al que, al devolver la llamada, le cobrarán al usuario 1.500 euros. Asimismo, asegura que las asociaciones de consumidores y Telefónica respaldan esta información (lo cual es mentira). Según la Policía este tipo de mensaje son todo un clásico y pide a los usuarios que no “den la brasa” a sus contactos bajo el hastag #StopBulos.

WhatsApp no te envía whatsapps

Ese mismo día, los agentes también alertaron de la circulación de un supuesto mensaje de audio que pretende hacer creer que ha sido enviado por la empresa WhatsApp. Se trata en realidad de un virus malicioso.

Falsas promociones de Carrefour

La última ciberestafa de la que ha alertado la Policía utiliza es una técnica de phishing que utiliza la imagen de Carrefour como cebo. En este caso, el usuario recibe un mensaje que dice que la marca de supermercados franceses regala cupones de 100 euros para celebrar su aniversario y se le invita al usuario a hacer click sobre un enlace. Dada que tal promoción no existe, tal y como han aclarado tanto la Policía como la propia empresa, lo más probable es que sea una forma de recabar datos de manera ilegítima o introducir un virus.

No es la primera vez que los cibermalhechores emplean la marca de un supermercado para captar la atención. Hace menos de un mes la Polícia trató de prevenir a los usuarios de que no se inscribieran en supuestas promociones ni ofertas de empleo de Mercadona. Son falsas.