La marca Apple es también utilizada como cebo en técnicas ciberdelincuentes como el phishing. Te ayudamos a evitarlo.

El phishing es una técnica utilizada por ciberdelincuentes para obtener información de usuarios de forma ilegítima haciéndose pasar por empresas conocidas y fiables. La marca Apple también es a veces utilizada como cebo en esta técnica de ciberdelincuencia.

No hace falta recordar que hay que tener mucho cuidado al navegar por Internet ya que diariamente recibimos muchos correos electrónicos, con promociones, publicidad… y no todos estos e-mails son comunicaciones oficiales de la marca a la que dicen representar. Concretamente, si eres usuario de Apple y recibes un email en el que te piden que actualices tus datos, contraseña o correo electrónico, piensa antes de actuar. Aunque estos correos parezcan legítimos y el remitente fiable, no siempre lo son.

En las últimas semanas se han detectado campañas de phishing en las que el usuario recibe un correo electrónico con un link diciendo que has de cambiar tu contraseña o que hay problemas con tu ID. También es probable que te envíen un email diciendo que has realizado una compra y que han ocurrido problemas. El link que te manden te dirige a otra página web, que simula ser la de Apple, pero que no lo es. En esta web te pedirán nombre de usuario (ID) y contraseña. Al acceder, te pedirán el número de tu tarjeta de crédito, con todos los datos necesarios para hacer una compra. Después de esto, el usuario es redirigido a la web oficial de Apple, y así no se percata del engaño. En ese momento, los ciberdelincuentes ya se habrán hecho con los datos personales y bancarios del usuario.

¿Cómo evitarlo?

Os recomendamos que siempre que recibáis un email en el que os pidan introducir vuestro usuario o cuenta bancaria, lo ignoréis o llaméis al servicio de Apple con el fin de que os ayuden y os aclaren el malentendido. Ellos están al tanto de estos ataques ciberdelincuentes.

No facilites jamás ningún tipo de información: datos personales, contraseñas, datos del banco… Si tienes un archivo adjunto no lo abras.

Si quieres estar completamente seguro de que se trata de phishing, cuando eres redirigido a la página web desde tu email, fíjate en la URL de esta página y verás que no se trata de la URL correspondiente a la web oficial del Apple. Navegadores como Safari 5, Firefox 7, Google Chrome e Internet Explorer 10 muestran el nombre de la empresa en verde si se trata de un sitio web legítimo.

Una vez ya distingas estos emails, ignóralos, bórralos o envíalos a  abuse@icloud.com. Así ayudarás a Apple a evitar que esto ocurra.

Silvia Mariscal

Departamento de Marketing y Comunicación