Anonymous contraataca

Anonymous contraataca

En los últimos días la red de piratas informáticos Anonymus ha vuelto a realizar un nuevo ataque informático como represalia a la detención de algunos de sus activistas en España. Esta vez sus víctimas han sido los sitios Web de la Policía Nacional y posiblemente  del Servicio Público de Empleo aunque desde el Ministerio de Trabajo sostienen que el colapso en las páginas fue derivado de labores de mantenimiento que se estaba llevando a cabo. Anonymous nació en 2003, en un foro del portal web 4chan, como un grupo no articulado que constituían miles de internautas anónimos de todo el mundo unidos para hacer fuerza contra las organizaciones gubernamentales, grandes multinacionales y cualquier organización que según este movimiento restringe los derechos fundamentales de las personas. Sus protestas son dirigidas contra cuestiones de muy diverso ámbito y su manera de actuar consiste en ciber ataques mediante sencillas técnicas hacker, como por ejemplo, aumentar el tráfico de la red saturando las páginas y causando de esta forma retrasos temporales de denegación de servicio (DDoS).

Los miembros de Anonymus aseguran luchar por la transparencia y la libertad de expresión a través de ataques a páginas webs de bancos, empresas y Gobiernos. No obstante, el movimiento no adquirió un gran protagonismo internacional hasta que en 2010 inició una fuerte campaña en contra de la proliferación de leyes antipiratería en todo el mundo o las protestas en defensa del portal Wikileaks. En España, el primer ataque de denegación de servicio se produjo precisamente contra la llamada Ley Sinde reivindicando el uso libre del P2P, cuando los hacktivistas “tumbaron” las páginas de las SGAE, Promusicae y el Ministerio de Cultura.

Los últimos ataques, según las fuentes policiales pueden tener vinculación también con el movimiento de 15-M, después de que en un chat se había propuesto una idea de este tipo tras ser desalojados los “indignados” en la plaza Calalunya de Barcelona. Hay que tener en cuenta que con la reciente entrada en vigor del Código Penal que entró en vigor el pasado 23 de diciembre, los ataques de denegación de servicio son tipificados como delitos lo que ha dado pie a la detención a tres de sus activistas que formaban la cúpula del grupo. Aunque Anonymous como un movimiento no articulado, por definición no debería tener líderes, la Policía considera que se puede tratar de un grupo más o menos organizado, puesto que las   personas detenidas tenían capacidad de decisión y poder de organización de los ataques. Asimismo, no se descarta otros ataques dirigidos por otras personas que sustituirían a los actuales administradores.

En los ciberataques de Anonymous se vieron implicadas las empresas de todo tipo como Visa, MasterCard, PayPal, el banco suizo PostFinance o la web de Sarah Palin. Incluso el Fondo Monetario Internacional, durante varios meses, ha sido víctima de un ataque que supuso la intrusión en sus sistemas de un espía informático y puso en riesgo las bases de datos que maneja. Esto ha provocado que en la persecución de los delitos informáticos se ha unido hasta la FBI que advierte que el mundo debe estar preparado para una ciberataque a nivel mundial. Los recientes acontecimientos, algunos calificaban ya, que no son más sino un comienzo de la “primera ciberguerra mundial de la información”.

Audea Seguridad de la Información SL

Departamento Legal

www.audea.com

Fuente: www.20minutos.es