La Protección de Datos y el peligro de las videocámaras

La Protección de Datos y el peligro de las videocámaras

El otro día leí una noticia en el periódico 20 Minutos, donde decía que la Agencia Española de Protección de Datos (AEPD) ha iniciado un procedimiento sancionador  contra la Sociedad General de Autores y Editores (SGAE), por grabar de forma ilícita imágenes de una boda para demostrar que no se cumplen los derechos de autor. Por este hecho la SGAE se enfrenta a una multa de hasta 300.500€.El procedimiento abierto contra la Sociedad General de Autores y Editores,  por la utilización de imágenes, recogidas en un lugar privado y sin permiso de los asistentes, puede crear un precedente, ya que el objetivo de la AEPD es velar por la privacidad de las personas y tachan este tipo de actos como un atentado contra la intimidad y la propia imagen de las personas.

Por eso hay que destacar que cada día somos grabados por multitud de cámaras desde que salimos de casa, bien sea en el metro, en el cajero, en la calle, al llegar a la oficina,… por eso las empresas, entidades públicas, etc. tienen el deber de colocar en un lugar visible un distintivo informativo que nos comunique que estamos siendo grabados, a parte de incluir una mención de la finalidad de dicha reproducción. Lo que la AEPD busca es garantizar los derechos de las personas que son captadas por cámaras, ya que las imágenes son consideradas como datos de carácter personal.

El caso del que habla 20 Minutos, no es de una cámara situada en un lugar estratégico, sino de un detective que graba unas imágenes en un acto privado (una boda), y que son mostradas en un juicio como prueba, pudiendo ser identificados algunos de los asistentes al acto. Esto es un ejemplo de que ya no sólo nos graban en sitios públicos, por lo tanto tenemos que tener especial cuidado y no realizar acciones que nos pongan en compromiso, ya que en cualquier momento podemos ser víctimas de un objetivo malicioso, que nos juegue una mala pasada. Aunque como dice la famosa frase de Casa Blanca “Siempre nos quedará París”, nosotros la podremos trasladas a “Siempre nos quedará la Agencia Española de Protección de Datos”